CRONOS Y REA

por Marisa Sastre

Rea_dandole_a_Cronos_el_Onfalos.png
Cronos es el menor de los hijos Titanes de Urano y Gea, y a todos ellos los superaba en el arte del engaño y la malicia. Es el único que quiso ayudar a su madre en los planes de venganza que ella tenía contra Urano por haber enviado al Tártaro a los Hecatónquiros, hermanos de Cronos, unos seres monstruosos y arrogantes hasta la desobediencia. Con una guadaña Cronos le cortó los testículos a Urano y así fue como pudo destronarlo y autoproclamarse señor de todas las cosas habidas y por haber en el mundo. Con todo este poderío, a sus hermanos les obligó a servirle como guardianes de su trono y los hermanos no tuvieron más remedio que obedecer.
Cuando Cronos se asentó como dios supremo y autoridad absoluta del mundo, tomó por esposa a la Titánida Rea, su hermana, con la que tuvo tres hijas y tres hijos: Estía, Deméter (Dímitra) y Hera por el lado femenino; Hades, Poseidón y Zeus por el lado masculino. Urano, probablemente para vengarse de haber quedado castrado e inútil, le profetizó que a su vez seria desposeído del trono por uno de sus hijos. Así Cronos se transformó en un monarca mucho más despótico de lo que había sido el propio Urano. A fin de neutralizar la predicción de su padre, fue devorando sucesivamente a todos sus hijos habidos con su esposa a medida que ésta los iba alumbrando. Rea, furiosa por el proceder de su marido, se dejó aconsejar por su madre Gea, y cuando quedó preñada del último se marchó a escondidas a Creta y en una cueva profunda del monte Dichti dio a luz a Zeus. A Cronos le dio una piedra envuelta en pañales y este, sin mirar, se la tragó pensando que se había desembarazado de su último retoño. No fue así, y Zeus creció tranquilamente bajo la protección de las ninfas Adrástea e Idea en la cueva donde nació, con los demonios Kourites como guardianes de la cueva.

7EC
Cuando Zeus se convirtió en adulto pudo arrebatarle el trono a su padre Cronos tras una guerra que duró 10 años, y que para conseguirlo, tuvo que liberar a sus hermanos de las entrañas de su padre con un bebedizo que le hizo vomitar a toda su prole, formar alianzas con algunos de los titanes, hermanos de Cronos que habían cambiado de bando y derrotarlo tras una cruenta batalla. Los titanes que se mantuvieron fieles fueron vencidos y arrojados al Tártaro y Cronos pudo ser desterrado a Italia gracias a la ayuda que prestaron a Zeus y a sus hermanos los Cíclopes y los Hecatónquiros o Centimanos, que ofrecieron a las divinidades, por haberlos liberado terribles armas forjadas por ellos en su encierro: a Hades le dieron un sólido casco, a Poseidón le armaron con el tridente y a Zeus con el rayo.
El destierro de Cronos antes de acabar sus días en el Tártaro hizo pasar el mito a la península Itálica con el nombre de Saturno y aunque el dios latino no se identifica al completo con el dios griego, los romanos confundían a menudo al griego Cronos con el romano Chronus (personificación del dios del tiempo cronológico) por la similitud en la pronunciación de los dos nombres.
En cuanto a Rea, a pesar de ser la madre de un dios supremo, los griegos de aquella época no la honraban como se merecía, ni siquiera existían templos dedicados a ella. En tiempo posterior, por la influencia de otras adoraciones orientales se le identificó con la “Gran Madre” de Asia Menor, Cibeles. Los romanos la honraban con el nombre de Ops o Rea, pero posteriormente se fusionó con el nombre de Cibeles.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s